VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SALOMÓN Y SABA

 

 

 

 

 

 

PROLOGO

Misterio, destino, leyenda y espectáculo

 

 “Salomón y la Reina de Saba”, dos personajes de leyenda, contextualmente bíblicos,  son reinventados, bajo la mirada escrupulosa y fascinada por lo exótico de su director King Vidor, todo ello, dentro de un escenario fastuoso, donde la actuación impecable de sus protagonistas Gina Lollobrigida y Yul Brynner dan el toque espectacular. Así queda puesta la imagen cinematográfica para que el gran público active  la función imaginativa, para el disfrute.

Qué compartimos con el director de la película? Unos actores en el esplendor de su carrera y de su belleza. Puestos a brillar con la excusa de unas  imágenes que pretenden ilustrar cómo pudo ser  aquél tiempo pasado, perdido en la antigüedad histórica del mundo judeocristiano. La realidad virtual puesta al servicio de la imaginación de otros mundos posibles. Y aquí viene la participación del espectador, porque el episodio puesto en escena revela los entretelones del amor, de un modelo propuesto,  que sentimos, compartimos con acuerdo o desacuerdo y pensamos, nos lo creamos o no, que para eso está la ficción y que el Rey Salomón ha puesto de modo superlativo en El Cantar de los Cantares.

Probablemente, en la película, la imagen que tenía Salomón de sí mismo y la imagen que tenía de la Reina de Saba, quedan supeditadas a la imagen que tenía la reina de sí misma y la imagen que ella tiene del rey. Ella es un instrumento del poder terreno y foráneo que intenta seducir al rey  para cambiar el curso de los acontecimientos. Pero al final, este aparente desequilibrio queda compensado por la imagen que el pueblo tiene de los reyes, quedando Salomón reivindicado en su magnífica posición.

Quiso el destino una rara coincidencia, así como la facción de Salomón vence a la facción de su hermano Adonías en la consecución del trono de Israel, dos reyes de la actuación, Tyrone Power y Yul Brynner compiten sin saber por un protagonismo que la muerte decide a favor del segundo.

También llama la atención la atracción fatal que sentía la actriz por las inmediaciones de El Escorial durante el tiempo del rodaje de la película. No olvidemos que la controversia sobre el origen arquitectónico del Monasterio señala el Templo de Salomón como inspiración para su construcción por parte de Felipe II. Acaso, también, el poder del Fresco que adorna la biblioteca del monasterio atraía a la actriz, pues en esa alegoría, la pareja, mediada por la palabra escrita o la sabiduría divina,  señala, ella, con una mano, lo terreno y él, con otra, lo trascendente, como en la película, un discurrir de imágenes, sobre lo humano y lo divino.

Jules Campbell

 

 

  

 

La Reina de Saba llegó a Salomón con el propósito de probarle con preguntas que causasen perplejidad, acerca de todo lo que se hallaba en su corazón, Salomón a su vez le declaró todo lo que se relacionaba con él y ya no hubo secretos que le escondiera......De esa forma el rey Salomón dió a la reina de Saba todo cuanto ella le pidió.  Así cuenta la Biblia las razones de la visita de la reina y así quiero comenzar mi articulo sobre SALOMÓN Y LA REINA DE SABA, porque esta extraordinaria película encierra toda una bella historia de amor, que merece ser contada.

- "Nada hay más peligroso para un hombre con ideas y sabiduría, siendo hábil para distinguir lo verdadero de lo falso, que se le contrasten con otras que no aparentan realidad... Si no puedo vivir como un rey con honor, al menos moriré con honor de rey "-,

Todo se va abriendo a los ojos del espectador a través del film, como el mismo Templo de Salomón... lugar que guardaba El Arca de la Alianza, contrapunto de un monarca que tras la visita de la reina de Saba es mortificado por sus enemigos, por el simple hecho de haber sentido amor carnal y disfrutar de algo tan normal como es el sentimiento humano.

  

 

En 1958, Tyrone Power recibe la propuesta del productor Ted Richmond para interpretar a Salomón, el rey de Israel, en una superproducción de seis millones de dólares "Salomón y la reina de Saba", donde compartiría su interpretación con la belleza italiana más famosa del momento: GINA LOLLOBRIGIDA, considerada la mujer mas guapa del mundo. Tyrone llega a Madrid acompañado de su esposa, quien se encontraba embarazada. En el rodaje, se produjeron al comienzo disputas entre Power y King Vidor; los agentes de Franco junto con su férrea censura se entrometían en cada escena, la presencia de Gina Lollobrigida causó revuelo, pero nada tan impactante como lo que ocurriría durante una secuencia, el 15 de noviembre de 1958, aproximadamente a las doce del mediodía, se inició el rodaje de lo que sería uno de los momentos estelares de la película, el duelo entre Salomón, interpretado por Tyrone Power y Adonías, interpretado por George Sanders. Nada mejor que contemplar las fotografías existentes del momento de la filmación para darse cuenta que ambos actores se habían tomado sus personajes más que en serio. Sin embargo, pocos minutos después Tyrone se sintió mal. Le dieron una copa de brandy y al encender un cigarrillo se desplomó. Fue inmediatamente llevado al hospital Ruber de la calle Juan Bravo de Madrid, aun vestido con las ropas de Salomón, en el automóvil de una afligida Gina, pero todo lo que el equipo médico intento por salvarle la vida, fué inútil. Había sufrido una angina de pecho que había acabado con la vida de uno de los actores mas carismáticos, efectivos y sobrios de la historia del cine. Lo que ocurriría después fue igualmente trágico y lamentable. Los productores y el director, en lugar de finalizar lo que quedaba de rodaje con un doble, decidieron volver a filmar todas las escenas que había realizado Tyrone sobre su personaje de Salomón. Para mi personalmente y con todos mis respetos, se contrató a un altivo, caprichoso y morboso Yul Brynner nada menos que para reemplazar a Power.... Tristemente y como cinéfilo debo decir que fué un error, tanto del productor como del director... y las todas las escenas rodadas por Tyrone Power quedaron para siempre en los archivos. Obligado por Gina y parte del equipo, King Vidor anunció que se incluiría en el montaje final las escenas en las que el fallecido actor aparecía de espaldas... Cuando la película se estreno en la Navidad de 1959, el público acudió en masa para ver al menos esas escenas. Según una conversación que mantuve hace poco con su hija Romina en los Estudios de Telecinco en Madrid, fué injusto lo que se hizo con su padre, porque lo único que aún se puede contemplar de Tyrone Power, eran apenas perceptibles.

Resulta comprensible el lamento de su hija, la incredulidad de todos los historiadores de cine y de muchos críticos. Reconozco que no debe ser fácil para un actor, y mucho menos para todo el equipo volver a rodar escenas realizadas con anterioridad por quien vieron morir ante sus ojos. Por otro lado, y ante la frialdad de los productores, el 16 de noviembre llega a Madrid Yul Brynner e inmediatamente empezaron a filmar de nuevo. ¿Cómo Yul pudo preparar su personaje? Debió haber aprendido los diálogos contra reloj y ¡que sea lo que Dios quiera!... pienso yo. Pero afirmo que hubiera sido mejor para el film la figura de Tyrone en todos sentidos, pero reconozco que la virilidad, el morbo que rodeó siempre a Yul Brynner, unido a la sensualidad de la actriz italiana, nos ha dado secuencias de enorme carga erótica y yo como hombre que sucumbe a los sentimientos de la carne, creo que Salomón en manos de Yul, queda perfecto en todos sentidos.

SALOMÓN Y  SABA ha quedado en la historia del cine como una muestra del poder y la frialdad de esta industria, donde lo que más importa es el dinero, dejando aparcados cualquier tipo de sentimentalismo. No obstante el film es un documento bíblico de primera magnitud, con una magnifica puesta en escena, destacando el grandioso color que da vida a secuencia tras secuencia, y una irrepetible Gina, mujer de mágica belleza que hace palpitar los corazones de las personas que amamos el cine y veneramos la perfección, Gina Lollobrigida poseía todo esto y mucho mas. A punto estuvo de sustituir a Elizabeth Taylor en CLEOPATRA, debido a que los productores temían lo peor con la gravísima operación a que fué sometida Liz...No imagino una CLEOPATRA sin el rostro de Elizabeth.... pero Gina hubiera aportado quizá una credibilidad lacerante al personaje y mi opinión se funde y lo imagina todo. Para todos los cinéfilos del mundo consideramos la interpretación de Liz en el film como una leyenda y una película que va mas allá de la obra de culto.

 

Fué una película de esas que me marcaron de por vida. Reunía en aquellos años de mi adolescencia todo lo que yo con ansiaba devorar: Un film bíblico, una mujer hermosa, un Yul provocados, una gran historia de amor....Por todo ello sentía latigazos en la libido. La película de "alto contenido", como rezaba la hipócrita censura de aquella época, la mezcla del color oro y ese olor característico a sexo, En los cines de mi barrio, el olor a palomitas de maíz, a bullicio de admiración en silencio sobre unos pantalones cortos dejándose profanar.....Así son mis vivencias de los años sesenta y así seguirán siendo. Nunca se fueron y siempre el desempolvar mis recuerdos, Muchos títulos del cine gravitan como aves, en perfecto transito hacia mis horizontes, en los que los adolescentes de hoy nunca podrán comprender como yo hago en estos instantes....Lo siento por ellos, porque realmente centrar épocas y títulos clave, recordar vivencias en rostros de hombres y mujeres, es una de las mejores terapias que a mi edad se puede experimentar.

 El cine creció a mi lado, me dió los mejores momentos de mi vida, nunca traiciona, ofrece sueños, magia y vida...El cine no es un pasatiempo.....El cine para mi, es una forma de vida y me encuentro feliz escribiendo estos artículos...Porque sigo habitando en las estancias a medio amueblar de un cerebro que todavía espera recibir muchos enseres.

 

 

LA VERDAD DE COMO MURIÓ TYRONE POWER

 

Según su hija Romina Power.

 

 

A la una menos veinte de la tarde se rodaba en los estudios de Sevilla Films de Madrid, un plano de SALOMÓN Y SABA. El guión planteaba la escena con cinco personajes, los que interpretaban Gina y Tyrone, y los actores George Sanders, Marchat y el español José Nieto. Sanders y Power combatían a espada en un duelo singular, mientras Gina sentada en el suelo y Marchat y Nieto contemplaban la pelea. Tyrone se había incorporado al trabajo hacia las nueve de la mañana. Ningún síntoma de anormalidad salvo un ligero cansancio. Parece que estuvo dudando si suspender el rodaje unas horas, pero al fin decidió: “Bueno, vamos a trabajar”. Por la noche había estado cenando en un famoso restaurante junto con la marquesa de Quintanilla y el torero Luis Miguel Dominguín, y habían planeado una tienta que se celebraría seguramente el domingo, día 16. Se hicieron primeramente dos tomas de la escena en que se batía con George Sanders, que interpretaba el papel de hermano del Rey Salomón. En los descansos, Tyrone conversa normalmente con varias personas; Jaime Arias, del Departamento de Relaciones Públicas de los Estudios, con quien comentó su película ‘Testigo de cargo’, estrenada días antes en Madrid, elogiando la perfección del doblaje. Después conversó con el operador Fraile, con quien quedó de acuerdo para tomar una copa por la noche. También conversó con Henry Cris, periodista de Hollywood, con quien se hizo una fotografía. Dos empleados de los estudios le pidieron que posara entre ambos para otra fotografía, y accedió gustoso sentándose en medio y echándoles los brazos sobre los hombros. El desarrollo del rodaje siguió sin ningún contratiempo, hasta llegar a la tercera toma de la escena a que antes me he referido. Al final comenzó a mostrarse ligeramente desasosegado. No obstante se terminó el rodaje. El guión establecía que el rey Salomón debía caer herido por su contrincante... La escena fue interpretada con gran realismo e, incluso, algunos rumores especularon sobre la posibilidad de que Power había recibido un rasguño, del que fue curado en el botiquín de los estudios. Pero esto parece más bien una fantasía sin base real. Lo cierto es que, ya enfermo el actor, terminó la toma. Al finalizar Tyrone se hallaba extremadamente pálido y acusaba escalofríos:

- "Me siento mal- dijo, llevándose la mano a la frente - Hace frío "-

Se requirieron los servicios de la enfermera que permanecía siempre en los estudios, quien le acompañó a su camerino, donde no tardó en presentarse el productor del filme, señor Richmond, quien pidió inmediatamente para el actor una copa de coñac. Sin embargo, y ante la general alarma, su estado se agravaba por minutos.

-"Un coche. Llévenlo inmediatamente al hotel y avisen a un médico"- ordenó el coproductor-

El coche de Gina Lollobrigida estaba en la puerta, y en el fue trasladado. Acudió para llevarlo el señor Sartorius Cabeza de Vaca, que trabajaba como actor secundario y que era primo del marqués de Portago. Cuando hacía el transporte, Sartorius oyó a Power susurrar en inglés:

-"Dios mío. Dios mío, ¿qué es esto?"-

El coche partió hacia el Hotel Castellana Hilton, y a la vez se avisaba telefónicamente al médico de los estudios, doctor Torroba, para que acudiera urgentemente. Una vez en el hotel, y antes de que pudiera ser llevado a sus habitaciones, Tyrone sufrió un desfallecimiento, del que no se repondría, cayendo al suelo desplomado. El doctor Torroba, que llegó en aquellos momentos, lo reconoció y dándose cuenta de la gravedad de las circunstancias, dispuso el traslado del enfermo al Sanatorio Ruber. A la una y cuarto de la tarde ingresaba el actor en el hospital, donde fue inmediatamente instalado en un quirófano. Pero, al ser examinado por el médico de guardia, el doctor Juan Olaguíbel, comprobó que era cadáver. No obstante, y mas de una hora pusieron todos los recursos de la ciencia para recuperarlo, sin éxito. Y con su ropa de rey Salomón, las botas, la estola y los brazaletes aún puestos, Tyrone Power fue bajado al depósito anatómico del establecimiento. El practicante don Fernando Domínguez, ayudado por varios sanitarios, lo tendió sobre una mesa y procedió a quitarle las botas. Después le limpió el maquillaje y le lavó el rostro con una toalla húmeda, cerrando seguidamente sus ojos. Tyrone Power yacía con expresión de gran placidez en el semblante, como si durmiera tranquilamente.

 

El periodista Pérez Gállego, que había seguido todas las incidencias del rodaje de la película en Valdespartera, recordaba así  la estancia del matrimonio Power en Zaragoza:

 

-"Tyrone permaneció en Zaragoza desde el 15 de septiembre hasta el 3 de octubre, que marchó a Madrid, ciudad que ya no abandonaría y donde encontraría la muerte de forma inesperada. Es curioso recordar que el padre de Tyrone, también actor cinematográfico y teatral, muriera en un estudio de Hollywood durante el rodaje de una película. Con excepción de un fin de semana que el matrimonio aprovechó para marchar a Hendaya, a presenciar el desarrollo de los campeonatos mundiales de pelota vasca, deporte al que el actor era aficionado, los Power no abandonaron Zaragoza. Su vida era natural y sencilla. Por la mañana, a las ocho, Salomón ya estaba caracterizado en Valdespartera. Tras un breve descanso para almorzar, el rodaje se prolongaba hasta la tarde. Después, regresaban al hotel y tanto el actor como su esposa solían permanecer en sus habitaciones. Cuando salían del Gran Hotel era para asistir a proyecciones cinematográficas o hacer compras en algún establecimiento "-.

 

 

 

La mirada ardiente entre Gina Lollobrigida y Yul Brynner, en los papeles de la Reina de Saba y Salomón, respectivamente, constituye uno de los hitos cinematográficos de las últimas décadas. SALOMÓN Y SABA, que así es como titula King Vidor su archiconocido film, recreándolo muy, pero muy libremente para la gran pantalla. A medio camino entre el exotismo y la irrealidad, lo cierto es que con la figura de la Reina de Saba podemos comprender el núcleo de la idiosincrasia etíope y, por ende, del cristianismo ortodoxo del país. La historia, recogida en pasajes de la Biblia y el Corán, debe situarnos en Axum. Un comerciante etíope, Tamrim, trae una buena nueva desde Jerusalén. Allí, Salomón, su monarca, desea construir un gran templo y presume de la grandeza de sus dominios. La reina de Saba, no puede resistirse a estos cantos de sirena y decide ir, en persona, y con casi 800 camellos cargados de regalos, al encuentro de Salomón. La belleza de la reina de Saba, legendaria ya por entonces, conquista el corazón de Salomón. Tras un banquete en honor de la ilustre huésped, los dos mandatarios acaban en el mismo lecho. Una vez finalizada la visita, la reina de Saba regresa a Ethiopia con un hijo de Salomón en su vientre: Menelik. El joven  Menelik, deseoso de conocer sus orígenes, regresa a Jerusalén para conocer a su padre, portando un anillo de su progenitor como acreditación. Salomón rápidamente le nombra rey de Etiophia con el nombre de David II y le llena de regalos, entre los que se encuentra un trozo del manto que cubría el Arca de la Alianza. De retorno a casa, un integrante de la comitiva de Menelik, se lleva algo más que la tela y toma la verdadera Arca. Algunos relatos hablan de error y otros, sin embargo, de una operación perfectamente diseñada. Sea como fuere, el pueblo etíope se convierte, desde entonces, en el depositario del Arca; el pueblo elegido por Dios. En la actualidad, ver el artefacto religioso más famoso de Axum y Ethiopia es poco más que una quimera. El Arca de la Alianza, enigmático cofre con las Tablas de la Ley de Dios, se encuentra depositado, supuestamente, en la catedral Nuestra Señora de Sión. Un monje guardián se encarga de su custodia y antes de fallecer designa a su sucesor. Nadie, ni los reyes, han podido penetrar aquí. Dicen, además, que si alguien osa contravenir la leyes y penetrar en el recinto, el Arca se volverá invisible y descargará todo su poder sobre la población. Quién sabe.

 

 King Vidor, se encontró con una película de encargo al final de su carrera , un film al gusto de la época, con una GINA LOLLOBRIGIDA impecable, seductora, casi un pecado para la vista, que dirige sus encantos hacia el galán por excelencia del cine: TYRONE POWER. Conociendo la enorme capacidad del director de Duelo al Sol, su tremenda forma de extraer al macho dominante sobre la hembra, para luego sucumbir con ella, estamos sin duda ante una de esas películas que pudieran haber sido perfecto eslabón para Power, de no haber fallecido a los pocos días de comenzar el rodaje, siendo sustituido por Yul Brynner, pero la seducción de la hembra sigue intacta, acentuada ante la masculinidad del actor ruso.

 

El rodaje se llevó a cabo entre Zaragoza y San Lorenzo del Escorial. Se utilizaron miles de extras, se pidieron al Ministerio de Defensa cientos de soldados, y las escenas de masas fueron cuidadas al máximo. Cuenta la historia que, el fotógrafo Fred Young había localizando exteriores en los desiertos originales, donde se supone que discurrieron los encuentros entre Salomón y la reina de Saba, en tierras bíblicas. Pero King Vidor en cuanto vio los llanos de Valdespartera exclamó:

!! Estos son más auténticos !!

La ficción, también a veces, supera a la realidad. Así que el rodaje de las batallas se hizo ahí, en el desierto zaragozano, próximo a la ciudad, un lugar utilizado para maniobras militares y al final, fue para las tropas que intervinieron en las secuencias, como otra maniobra militar más. Salvo por dos circunstancias: que los soldados tuvieron que despojarse de su uniforme habitual para vestir de romanos y egipcios, y sobre todo, y ante todo, su entusiasmo era digno de ver, porque estuvieron cerca de Gina, considerada en aquellos años como La Mujer mas guapa del mundo.

Un periodista de El Heraldo, resumió en titulares:

-"La gran disciplina y arrojo de los extras fue impresionante. Gran compenetración del trabajo de los diferentes equipos. No hubo lesionados "-

 

Ahora, mas de cincuenta años después, el cine revive aquel momento. Y un equipo gallego va a rodar un documental sobre aquella película. Cine dentro del cine, porque estamos en tiempos meta-literarios, meta-fílmicos. Aunque los protagonistas ya no serán estrellas de Hollywood, sino Juan y Serafín, dos soldados que participaron en aquel rodaje. Dos hombres que, más de medio siglo después, vuelven a Zaragoza, a rememorar aquel acontecimiento de sus vidas, sus días de mili zaragozana, de callejeos por la ciudad, de ilusiones de juventud... Volverán a sus viejos cuarteles, a sus rincones zaragozanos y al escenario de su insólita aventura cinematográfica, Valdespartera. Los productores del documental quieren que a la secuencia de esa visita a Valdespartera acudan todos los que, de alguna manera, estuvieron en el rodaje, los zaragozanos que participaron como extras, como técnicos, o como curiosos..., todos los que fueron fieles a Gina y a King Vidor. Será un regreso colectivo a la nostalgia, un viaje al pasado, que los cineastas gallegos quieren recrear y que llevará por título 'Querida Gina', porque y aquí está el motivo del argumento: el viaje de esos dos viejos proseguirá después hasta Roma, donde tal vez puedan hacer realidad el viejo sueño de encontrarse en persona con la reina de Saba real, la que ellos miraban ávidos lejanamente en sus días de rodaje... la que iluminaba sus sueños, Gina Lollobrígida.

 

 

El film narra la historia de amor entre el segundo hijo del rey David y la soberana de un país de leyenda. Aquel hombre que tenía 700 esposas, que era un adalid de los tratados de paz, un coleccionista de arte y un poeta enamorado. Gina Lollobrigida encarnó a la reina politeísta que adoraba el sol en una suerte de orgía telúrica y sensual. El antagonista, Adonijah, el hermano mayor de Salomón, era George Sanders. Gina llegó con su hermana y convocó a multitudes de periodistas ante el Gran Hotel. Cuando se trasladó el rodaje a Madrid, durante un lance con Sanders, Tyrone Power, sufrió un infarto. Lo sustituyó Yul Brynner... La escena más famosa es aquella en la que, desde lo alto de una loma de Valdespartera, el ejército hebreo coloca sus escudos hacia al sol para cegar al enemigo y enviarlo hacia un barranco. La película tiene algo de maldita: Power murió, Vidor no volvió a dirigir mas, vivió hasta entrados los 80 y recibió un Oscar honorífico, George Sanders se suicidó en la Costa Brava. Hay preciosas y espectaculares secuencias que reflejan ese instante de ficción en que Zaragoza fue un campo de batalla entre hermanos hebreos y un lecho de plumas para Salomón y la bella de Saba.

 

 

¿Qué ha sucedido con el material rodado por Tyrone Power?... Durante mucho tiempo se dio por perdido, sin embargo YouTube se han recogido algunas secuencias integras de la versión perdida. En una de ellas: la noche en la que Salomón se debate entre su deber como rey y la atracción sensual que siente por la reina, Tyrone reflexiona en voz alta ante una llama de vela que simboliza la tentación. La escena es extraordinaria, magnifica, como reconoció King Vidor y revela a un Power en estado de gracia transmitiendo a su personaje la angustia que su director buscaba . Yul Brynner es un gran actor, atractivo, sensual y posee un carisma sobresaliente, pero es cierto que su tono altivo que tan bien creó para su Ramsés de Los Diez Mandamientos o en Taras Bulba, también lo traslada con mucho mas morbo al núcleo original de SALOMÓN Y LA REINA DE SABA: un hombre dividido entre el bien y el mal, el deseo y el deber. Es la esencia de la duda angustiosa que Tyrone entendió perfectamente y que Yul interpreta desde un ángulo opuesto: el hombre carismático que asume sus decisiones, aún las erróneas. Sería una experiencia fascinante para todos los amantes del cine, cinéfilos e historiadores, recuperar el Solomon perdido de Tyrone Power, imágenes que existen y que son testamento obligado de un gran actor de cine que murió demasiado joven.

 Resulta curioso, pero contemplando este film, la mente viaja a los lares épicos del maestro de maestros en cuestiones bíblicas: CECIL B. DEMILLE, salvando distancias y para ser honesto conmigo mismo, siempre separo el trabajo de un director con el de otro, ninguna labor es igual, aunque rocen temas similares. DeMille es grandioso, espectacular, detallista, Vidor sabe sacar mas el interior de los personajes que danzan bajo su batuta... "sus seres humanos"... les deja trazar en su lienzo, como sucede en SALOMÓN Y LA REINA DE SABA a merced del oro, el rojo y el azul, colores regios y fuertes, y los envuelve vivos para el espectador, esto quizá en cierta medida DeMille lo obviaba, volcándose mas en el espectáculo visual y al que yo admiro profundamente.

 

 

La secuencia final, donde Gina sale del templo de Salomón es de una belleza enorme, serena, brillante....el pueblo la espera, el pueblo quiere demostrar lo que piensa de ella con piedras en la mano. No nos hace falta nada mas, no hay dialogo....solo el lento caminar de una mujer, una simple mujer, reflejada por una Gina inolvidable. El cine aquí se reencuentra con el espectador, nos da una longitud plena de su capacidad, y nos envuelve con la belleza de ese azul roto pastel, la importancia que tiene en la vida de los humanos el mas bello de los sentimiento. Secuencia digna de mencionar.

 

Gina es el film, como fué Elizabeth Taylor a Cleopatra, o Kim en Vértigo.....y como muchos de los rostros mas brillantes del cine lo fueron a sus trabajos, dando tonalidad y magia, al tiempo que ensalzan una labor de equipo, esa es la opinión, mas elaborada ahora que la de aquel joven ansioso de descubrimientos, de vida, de olvidar tristezas en aquellos cines de barrio de mi querido Madrid, Gina a pertenecido a ese tipo de mujeres que han hecho vibrar de algún modo este maduro hombre...y en su personaje de la reina de Saba, Gina da una muestra generosa de si misma, descubriéndose ante el Arca de la Alianza, descubriéndose ante Dios....!Tremendo!...asistimos al espectáculo de una simple mujer enamorada, de como redimir el pecado ante lo sobrenatural, implorando un perdón en dirección desconocida, pero vital, porque es la misma de su otro yo.

 La pasión que nace entre ambos monarcas está reflejada con aroma a incienso en todo el film, es como si después de volver de un día cotidiano, nos dijesen que abramos los ojos, aspiremos el humo fatuo que produce el deseo de amar y sentirse amado...Vemos complacientes como esa hermosa mujer se acerca lentamente al hombre, no al rey, no al sabio que todos admiran, al profeta, ella se dirige al hombre y creo que Gina nunca estuvo mejor, salvo en las escenas clave de esa otra hermosa película, protagonizada también por ella que es DESNUDA FRENTE AL MUNDO...

Las artimañas de la araña se abren como un enorme abanico de colores y vemos como la columna salomónica se va rindiendo a los encantos de una tela perfectamente tejida.......

Hermosa y sensual

 

Se cuenta que el director Vidor estuvo a punto de abandonar el rodaje del film debido a los innumerables problemas que tuvo con la policía española... Estaban constantemente vigilando el rodaje, siempre tenían una pareja de guardias, desde la mañana, hasta que todos abandonaban el rodaje y se marchaban a sus hoteles. La fama de Gina, su hermosura, su vestuario en el film, y la censura apocalíptica de la época franquista en España enviaban a diario la vigilancia de las fuerzas de seguridad, afortunadamente Vidor sabia como torear e hizo lo que quiso al final, dejando con poca ropa a Gina en la danza ante su dios pagano sin ningún impedimento y sus pechos fueron en aquellos años cincuenta los mas fotografiados. Ahora al cabo de los años, y viendo las fotos que existen, todos los cinéfilos del mundo tenemos una deuda pendiente con el director.

 Me contó un amigo mío, hombre ya de edad, que en aquellos días frecuentaba mucho los alrededores de EL ESCORIAL, y era muy normal ver a Gina acompañada del bailarín Antonio, figura grande de la danza española....Se cuenta que ambos vivieron un romance en aquellos días, la prensa lo aireaba una y otra vez, pero según propias palabras de mi confidente, aquello no era un romance, era una simple forma de dar publicidad a la estrella y al film. Antonio era un grande de la danza, no creo que exista otro como él, pero el campo floral de Gina requería abono procedente de los dioses del Olimpo.

La película tiene un enorme fallo, un tremendo fallo y es la desdibujada figura del Rey Salomón, los guionistas, salvo en contadas ocasiones, como el famoso juicio, el sabio queda relegado a un segundo termino y nos deja ver simplemente el hombre...¿O eso era realmente lo que pretendían ellos y el director?, yo, personalmente creo que ahí es precisamente donde cojea el film, Salomón fué una figura grande de la Biblia, de la historia de la humanidad, y muy a pesar mío, pues cuando escribo sobre una película, pretendo que sea sobre Films que tengo en altísimo lugar, debo reconocer que hubiera sido una obra redonda de haberse volcado sobre el personaje que Yul interpreta de forma impecable. Tal vez Vidor sea demasiado terrenal, tal vez la productora quería un vehículo de lucimiento para una Gina realmente espléndida, tal vez hubiera por el medio factores que pesaban mucho y sobre los cuales nadie tuvo la fuerza suficiente para levantar, con todo y con eso cabe destacar dos escenas, el juicio y el milagro......Lástima señor Vidor, tanto la historia, como las generaciones actuales, bastante interesadas por el cine clásico, le hubieran quedado completamente agradecidas de haber completado este fantástico puzzle, que por otro lado es claro ejemplo de lo que es el Séptimo Arte. Miremos SALOMÓN Y LA REINA DE SABA con esas gafas de relieve de los años sesenta y dejémonos llevar por la visión realista del espectáculo por el espectáculo, dejemos nuestras manos en el regazo de las búsquedas de placeres y que la lluvia al humedecernos, nos vuelva a recordar que entre ese placer terrenal existe otro también importante y no menos excitante.....! hermoso !... y que no es simple entretenimiento.....sino una forma de vida....

! EL CINE !

Siempre mi recuerdo hacia una mujer, un hombre, una historia y un tema con muchos enigmas, pero ante todo y por todo, mi gratitud inmensa hacia esos Films, que cómo este y con ese fondo de oro brillante, nos hace sentirnos mejores y nos acerca aunque sea durante dos horas de que hubo otros tiempos, en que éramos niños con pantalones cortos, sentados en la penumbra de un cine, descubriendo nuestro NUNCA JAMÁS.

Quiero finalizar mi trabajo indicando los motivos por los cuales me han movido a escribir sobre esta película. Primero y muy importante, por la belleza increíble de una Gina Lollobrigida que siempre despertó en mi ese lívido dormido, segundo por tratarse de una bella, bellísima historia de amor, y tercero, por ser una de esas obras que me remontan a mi adolescencia, a penumbras y misterios de unos días con enorme transfondo personal...Mis recuerdos personales a la hora de escribir o presentar dentro de mi web un titulo es fundamental, lo siento, pero no sabría hacerlo de otra forma.

Excelente película muy recomendada sobre todo para aquellos amantes del cine épico, histórico y bíblico. Posee una maravillosa fotografía, una maravillosa dirección y unas inolvidables presencias e interpretaciones por parte de Yul Brynner y Gina Lollobrígida.

SALOMÓN Y LA REINA DE SABA posee todos los ingredientes para hacernos vibrar de nuevo, como aquellos adolescentes de mi infancia, de pantalones cortos, sentados y húmedos en aquellos añorados cines del barrio de mi juventud. 

 

 

OBRA INSUPERABLE Y DE CULTO