VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

G R E T A  G A R B O

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"La vida sería maravillosa, si supiéramos, qué hacer con ella.Cualquiera que tenga una sonrisa permanente en su cara, refleja una dureza casi atemorizante..

(GRETA GARBO)

 

 

Nadie vio su rostro días anteriores a su fallecimiento, solo, tal vez alguna foto perdida, paseando por Nueva York, pero nunca con su consentimiento, y jamás concedió entrevista alguna. Recibió miles de ofertas para volver, nunca lo hizo, aunque estuvo muy cerca de aceptar el ofrecimiento del maestro  Luchino Visconti  para su proyecto inacabado de.. " En busca del tiempo perdido ".

Mencionar el solo nombre de Greta Garbo es entrar en el mundo fascinante de lo desconocido, en el umbral de una diosa a la que muy justamente pusieron el sobrenombre de " la divina ". No sabríamos explicar el motivo, pero el tiempo nos ha traído algunas de esas interrogantes, enseñándonos el camino extraño y en ocasiones real de una mujer nacida un 18 de Septiembre del año 1905 en un país tan frió como ella, y a la vez tan cálido como su rostro, en un país del norte de Europa, el mismo en que aquella niña vino al mundo para gloria del cine y para aumentar la consistencia del mito por excelencia......! Suecia !.

Su perfil, uno de los mas perfectos el celuloide me da paso con categoría y brillantez, a estos comentarios sobre una mujer extraña, huraña, introvertida, y amada al máximo por la pantalla......

Observen la imagen:

Su rostro era único…Su elegancia.... y su misterio

 

Ella lució aparte su arte y clase indiscutible uno de los maquillajes mas extraordinarios que jamás se han diseñado para ninguna otra actriz, un prodigio de estudio de un rostro, de una mirada…Un ejercicio de estilo único y maravilloso…Creando impacto sus marcadas cuencas de los párpados con sus perfectas cejas en ese modelaje de inspiración helenística que fué, es y será imitado eternamente.

GRETA pasión de dioses…Quimera de hombres

Una leyenda clara del séptimo arte y una de las primeras estrellas de Hollywood.

 Greta Lovisa Gustafsson nació el 18 de septiembre de 1905 en Estocolmo. Era la hija menor de Karl Alfred Gustafsson, un humilde trabajador de limpieza proveniente del mundo de la agricultura y Anna Lovisa Karlson, una campesina recién llegada a Estocolmo que trabajaba como empleada de hogar.

La tarde estaba muriendo, en los jardines de Luxemburgo de la ciudad del Sena, un joven y su amigo paseaban relajados, felices, ensimismados por la belleza serena del famoso parque. Recuerdo aquel joven, contemplando intrigado los pasos de aquella anciana, vestida un tanto libre, como informal, sin prisas, dejando caer con pereza pequeños trozos de migas de pan sobre el suelo. Las palomas la esperaban, bajaban de todos sitios, revoloteaban, sus zumbidos iban de un lado para otro. Yo, que siempre fué un convulsivo observador, supe inmediatamente que aquella mujer no era otra que...... Todo se rompió, el tiempo se hizo mil pedazos y no sabía si decirle a mi amigo que hablase en francés o tal vez en inglés. Solo recuerdo la mirada de la anciana, sus manos,  sus tristes ojos, su firme mirada sobre mi, como queriéndome decir algo, sin yo saber  qué....Ahora lo sé...... .

!! GRETA GARBO !!

Me estaba anunciado que yo, una persona anónima debería narrar como eran los nombres del cine de nuestros pecados. Tal vez quiso decirme que me encargara de no hacer morir el culto al cine, tal vez aquellos ojos me implorasen que no renunciase nunca a lo que mas amaba...... tal vez fué un aviso, y jamás pude olvidar aquellos pasos, su figura delgada, su boina verde oscura, y los pantalones de rayas verdes sobre negro intenso. No lo he olvidado, y no deseo que jamás suceda.

Hay veces que una mirada nos dice mucho mas que mil palabras, hay ocasiones en que el brillo de unos casados ojos mueven los cimientos del interior mas yermo y sigo pensando que hay ocasiones en la ida de los eres humanos que son ya como capítulos escritos en duro pergamino, conservando al cabo de los años el mismo valor que poseían en su principio... Ahora, cuando he caminado mas de la mitad de mi andadura recuerdo aquel encuentro personal en los Jardines de Luxemburgo de la ciudad de Paris, y ahora por supuesto es cuando entiendo lo que su mirada significó, lo que me quiso decir y lo que ella siempre supo que estaba destinado a hacer; Enseñar al mundo y a los mas jóvenes una forma de conocer una época gloriosa y dejar constancia de su paso por él, de una mujer etérea como la misma niebla que cubre mi Avalon, en donde reina con poder absoluto.

Cuentan algunos biógrafos de Greta que, cuando paseaba por las calles de Paris, siempre se detenía por el Barrio Latino y en los jardines de Luxemburgo daba de comer a las palomas y le gustaba ver jugar a los niños tras el volteo de cualquier pelota. Ahora sé que es cierto, yo lo ví aquella tarde de 1968 en la ciudad que mas me ha marcado a lo largo de mi vida....y ya no la he podido olvidar, desprendía un magnetismo y una clase como yo no he apreciado en ningún ser humano.

JARDINES DE LUXEMBURGO

AÑO 1968

 MIS RECUERDOS....

 !PARIS!......

Quizás por su mente, en muchos momentos de su vida, tanto en Paris como en Nueva York, cerca del final, recordara sus años de máximo esplendor en una meca del cine carente de la libertad que tanto anhelaba, y a la que quisieron aferrarla los estudios. ¿Quien puede saber ahora lo que ésta enigmática mujer pensó entonces?.... Yo, sinceramente creo que Greta debió haber dejado como legado un libro autobiográfico, sería mágico, algo que le hubiera hecho sobrevivir a todos, leer como pensaba en aquellos últimos años de su espléndida vida, yo lo hubiera deseado, porque no puedo olvidar aquel encuentro y lo que me quiso y no pudo decirme con la mirada mas penetrante que yo he sentido nunca.

Se podrían nombrar todos sus films, desde el primero al ultimo, destacando escenas memorables, pero a mi personalmente creo que hay una secuencia donde Greta Garbo se supera a si misma, nos deja boquiabiertos y se nos graba con fuego en la mente. Me refiero a Cristina Reina de Suecia, cuando tumbada en el suelo, la cámara se acerca a su bello perfil y la actriz saborea lenta, muy lentamente aquellos brillantes granos de uva, dejándolos rozar sus labios sedientos. Es materialmente imposible superar el erotismo que mana aquel plano antológico, porque superar el arte por el arte es completamente imposible...y ella dejo constancia de el a todo lo largo de su carrera.

 

 

Se ha escrito mucho sobre Greta: unos defendiendo su férrea independencia, otros tirando por tierra su vida intima, los mas haciendo hincapié en su ambigüedad sexual, otros dejando constancia de su mal carácter y así hasta una lista interminable de escritores de todas las nacionalidades, sin que hasta la fecha hayan puesto todavía punto final a lugares recónditos de tan mítico personaje del cine. 

Hollywood ha dejado escapar un nuevo secreto publicando "The Girls", centrado en el lesbianismo en la industria cinematográfica y en la relación que mantuvieron Marlene Dietrich y Greta Garbo. 

 

 

 

Cuenta la escritora Diana McLellan, autora del libro.

 

Ambas demostraron ante las cámaras, por separado, de la madera de la que están hechas las estrellas, rompiendo los corazones de sus admiradores, tanto en hombres como en mujeres e incluidas ellas mismas,

 

 

 Dietrich contó con Gary Cooper, Maurice Chevalier y Jean Gabin entre sus amantes, además de su creador, el realizador Josef Von Sternberg, con quien mantuvo una relación artística y sentimental. Garbo, tras su hielo, dejó el corazón roto a el director Mauritz Stiller, quien le dio un nombre que, si en castellano implica estilo, en sueco es sinónimo de ninfa. Sin embargo ambas, (según McLellan) formaron parte del mayor círculo de lesbianismo de Hollywood. Para Garbo, eran sus "secretos más excitantes" mientras que Dietrich se refería a su grupo de amigas como "círculo de costura", con el que tejía un entramado sexual donde valían tanto la homosexualidad como la bisexualidad.

Quiero hacer referencia a éste libro porque sus descubrimientos no son reveladores, ya que las tendencias sexuales de Dietrich -quien consideraba a sus amantes masculinos como "su asociación de alumnos", fiel a su papel en "El ángel azul"- eran conocidas. La reservada Greta Garbo siempre ha sido motivo de especulación por sus gustos sexuales, dada su seguridad casi masculina o su voz profunda y viril. De hecho, durante el rodaje de "Gran Hotel", cuando Garbo conoció a Joan Crawford y sujetó su cara para alabar su belleza, Crawford admitió públicamente que en ese momento estaba preparada para convertirse en lesbiana. 

Garbo y Dietrich se habían conocido en Berlín, durante el rodaje de una película muda . Con 19 y 23 años respectivamente, se vincularon en una relación que en la enigmática belleza sueca dejó huella. Los detalles de esta relación, así como los de su ruptura, han quedado en el silencio, nadie supo y sabrá jamás que ocurrió entre ambas mujeres, pero la autora del libro ofrece una posible razón que hizo callar a Dietrich, conocida por sus escandalosas declaraciones en materia sexual. En opinión de McLellan la razón se llamaba Otto Katz, uno de los primeros maridos de Dietrich, comunista y contrario al régimen de Hitler. El conocimiento público de alguien que la escritora describe como el heroico Victor Laszlo de "Casablanca" hubiera puesto en peligro la carrera de la actriz, detalle que, según la escritrora, Garbo conocía y con el que pudo chantajear a Dietrich. Si bien, y lo que destaca mas en el libro es el ambiente de libertad sexual de la época dorada del cine y la amplia presencia de intérpretes homosexuales y lesbianas. Yo no recomiendo su lectura, resulta demasiado explicito en datos, fechas y hechos que la autora da como sentados y por supuesto yo no estoy tan seguro de ello, es mas, creo que no son ciertos.

Ovbiamente no voy a sentar cátedra con estos comentarios, solo digo lo que pienso y creo que para mi basta......

 Quiero enviarle mi gratitud, cariño, amor y admiración, esté donde esté, de aquel jóven que en 1968, en uno de los mas bellos parques del mundo, sintió la mirada profunda de una anciana, y no supo comprender el por qué latía así su corazón.  

En 1951 se nacionalizó americana. Fue nominada en tres ocasiones al Oscar como mejor actriz por Anna Christie, Romance y Ninotchka y aunque en ninguna de las tres ocasiones lo consiguió, en 1954 la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas le concedió un Oscar especial "en reconocimiento a sus interpretaciones". Además de este galardón, obtuvo en dos ocasiones (1930 y 1941) el premio de la critica de Nueva York por Ana Karenina y La mujer de las dos caras.

Quiero destacar un comentario de:

 Paul Newman

"Jamás he sentido envidia por nada ni por nadie. Solamente por los actores que tuvieron la dicha de trabajar con ella. Cómo lamento no haber pertenecido a su época. Incluso hubiera sido su director en más de una ocasión..... si ella hubiese aceptado, claro".

 

 BILLY WILDER dijo:

"Su rostro cambiaba en las películas. Del rostro reservado, incluso aburrido de una actriz, surgía el rostro de una estrella en el que el espectador creía poder leer todos los secretos del alma femenina. En las grandes estrellas, el celuloide, la capa emulsionante sobre la película, realiza este milagro. En el momento en que parece "aplanarlas", reduciendo su imagen en tres dimensiones a una imagen en dos dimensiones, les da una profundidad, un misterio, un aspecto enigmático, que parece que va a revelarse de pronto. La Garbo fue uno de esos casos: el nacimiento de una estrella del celuloide. Mas tarde, como director, percibí este mismo milagro en Marilyn Monroe. Cuando después de una día de rodaje mirábamos las pruebas, cada vez volvíamos a quedarnos perplejos por la transformación que había experimentado a través de la cámara. 

 

La última película en la carrera de Greta Garbo fue "La mujer de las dos caras" (1941) de George Cukor. Tras este film, la actriz sueca tomó la decisión de retirarse definitivamente del cine y de la vida pública, viviendo recluida entre Paris y Nueva York, ciudad ésta última en la que murió.

 Durante éstos años le ofrecieron cientos de papeles en proyectos que nunca se llegaron a realizar como: "Juana de Arco", "La Iliada", "En busca del tiempo perdido".........

 

  Aún nos hace soñar.

El amplio despacho del director Luchino Visconti olía a naranjos.... sobre la mesa el guión de EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO, con tachaduras y enmiendas se dejaban ver bajo la tibia luz que entraba sobre el ventanal. Luchino con la cabeza recostada sobre el sillón, nervioso por comenzar ya el rodaje de una película que haría salir de su retiro a la figura mas enigmática del cine:

 GRETA GARBO.

Sobre el despacho árido de los Estudios Paramount Cecil B. de Mille contemplaba el enorme guión basado en la obra maestra de la literatura de todos los tiempos: LA ILIADA de Homero y sobre las canas de uno de los hombres mas representativos del cine espectacular y bíblico, brillaba el sol, mientras respiraba con tranquilidad al saber por su secretaria que, la actriz GRETA GARBO, había aceptado hacer el papel principal y con ello volver a la pantalla.

La actriz Tallulah Bankhead estaba furiosa, arrojó sobre el suelo la bandeja de plata que su asistente personal le había llevado al camerino con la comida, donde interpretaba EL AGUILA DE DOS CABEZAS. Su furor era notorio y hasta el mas insignificante de los actores que componían la compañía que representaba la obra en Braodway con rotundo éxito, desfilaron por el suntuoso camerino de Tallulah intentando calmarla. El rostro duro de la actriz se reflejaba en su espejo y cubriéndolo totalmente de crema, al estilo de cualquier Bette Davis en EVA AL DESNUDO, dijo:

!!No interpretará mi papel en el cine!!..

!!La Garbo no aceptará firmar el contrato, ni la dirigirá Cukor, no puede ser verdad. Yo soy la única que puede llevar EL AGUILA DE DOS CABEZAS al cine!!.

También se habló de que Greta interpretaría a la Emperatriz Elizabeth de Austria, que financiaría David Selznick, con un presupuesto millonario al estilo de LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ y con Cukor también como director, pero la actriz días antes de la firma se marchó a Europa.

Reconozco como aficionado al cine que hubiera sido histórico e inolvidable volver a ver a Greta en semejantes papeles, pero tanto Luchino Visconti, Cecil B de Mille y George Cukor tuvieron que cerrar de golpe el amplio ventanal de sus despachos, arrojar al suelo las cuartillas y correr las cortinas, ante la negativa rotunda de GRETA GARBO de volver al cine, dejando así, como muchos otros, proyectos que nunca se realizaron, ni por Greta, ni por ninguna otra actriz.

Leí hace unos meses la obra de Diana McLellan, "Safo va a Hollywood", lectura que no recomiendo a nadie, y mucho menos a los que admiramos a actrices del calibre de Greta Garbo o Marlene Dietrich, por la sencilla razón de que la acumulación de citas, fechas, cartas y detalles lesbicos que del mundo del cine se hace, tiene todo el color del morbo mas turbiamente construido, en alas de llenar las arcas de esta periodista del The Washington Star y el The Washington Post, en cuya primera pagina un articulo de Louise Brooks, ya nos adentra a que existe la posibilidad de que no se comprenda tal cúmulo de atrocidades, con la siguiente frase:

"Creo firmemente que el lector no puede entender el carácter y los hechos a menos que se tenga una comprensión básica de los amores y odios sexuales y conflictos de esa persona. Es el único modo de que acciones aparentemente sin sentido lo tengan.".

Entonces ..¿Cual es el motivo? ¿Qué es lo que pretende Diana McLellan con su publicación?, porque toda persona que compre y lea este panfleto tiene ya de por sí la capacidad de aguantar y entender las desviaciones que en el se narran, porque en cierta manera los dedos que pasan las hojas del libro, también podrían haber rozado la incredulidad, sin dejar por eso, de ser menos entendibles.

 Los rumores sobre el supuesto lesbianismo de Greta Garbo han sido alimentados no sólo por las biografías de otras estrellas de Hollywood, sino también por sus interpretaciones de "la mujer que no ríe", como se la denominaba en el mundillo del cine. Los mayores responsables de esto, aseguran que Garbo logró ganarse un lugar en el corazón de todas las lesbianas, con el beso que le dio en la boca a su dama de compañía en el filme "La Reina Cristina de Suecia". El director de cine Rosa von Praunheim, icono del movimiento alemán homosexual, aseguró en una ocasión que tanto los hombres como las mujeres se sienten atraídos eróticamente por la rigidez, la frialdad, el misterio y la inaccesibilidad de Greta Garbo, como por su voz ronca, tal y como se oyó en la gran pantalla por primera vez con el estreno de Anna Christie, también en parte por su atlética masculinidad.

MERCEDES ACOSTA

A través de los cientos de fotos, de portadas de revistas de cine, escenas de rodajes, recortes de periódicos y biografías, el mundo puede admirar la perfección de Greta Garbo, sin pensar en un momento que su belleza helenística pueda ser, ni por asomo manjar de las mas conocidas manos femeninas del Séptimo Arte. Tuvieron que pasar muchos años para que ahora al cabo del tiempo las biografías que circulan por el mundo, dejen abrir un armario que si ella lo tuvo cerrado, nadie tiene el derecho a airearlo. Los rumores acerca de la sexualidad de Greta Garbo nunca fueron ni confirmados ni desmentidos por sus amigos mas íntimos, lo que ha dado tristemente pié a todo tipo de especulaciones.

El único dato que pudiera dar un poco de luz a la homosexualidad de la actriz, fué el de la escritora estadounidense Mercedes de Acosta, fallecida en 1968, publicando en marzo de 1960 su autobiografía "Here lies the Heart", en la que no sólo reveló su romance con Greta Garbo, sino que publicó la siguiente foto en "topless" durante un viaje que hicieron a las montañas de Sierra Nevada en los años 30.

 

No es fácil para mí escribir nuevamente sobre esta mujer a la que tengo en un lugar muy especial de mi mente y en mi corazón, desde aquel mes de Mayo de 1968, cuando en los Jardines de Luxemburgo de Paris tuve el privilegio de encontrarme con ella, y recibir en mi cuerpo la carga eléctrica que supuso la mirada de unos ojos gastados, a través de unas gruesas gafas, donde asomaba parte de un pelo blanco desaliñado, y vestida en tonos negros y verdes, colores que nunca olvidaré. No es fácil, porque no puedo ser objetivo ante tanto como se ha escrito sobre ella, y sobre todo ante la lectura que hace muy poco hice de la obra "Safo va a Hollywood", y que desprecio soberanamente. No solo por ella, sino también por la forma en que retratan a otra legendaria del cine, como es Marlene Dietrich....¿Verdad o mentira?, no pondría la mano en el fuego y tampoco sabría explicarlo, son demasiadas fechas, demasiados datos cronológicos y muchas cartas de las mismas, pero me resisto a airear con olor de morbo la desfachatez con que Diana McLellan hace gala de su pluma y su intención de tirar por suelo algo tan perfecto, bello e irrepetible como fueron Greta y Marlene, pero ante todo soy un amante del cine, un estudioso de las figuras que admiro y lo único que pretendo con este trabajo, es simplemente hacer una composición quizá mas completa de ellas como actrices y mujeres.

Todavía recuerdo cuando hablé en una emisora de radio con motivo del centenario de su nacimiento, aún siento la presión y mis nervios, pero también recuerdo que cuando me dieron paso y recordé mi encuentro en Mayo y fuí relatando mis sentimientos, toda mi inquietud se esfumó en fluidez sincera con palabras de un hombre que ama el cine y que tanto sus manos, sus ojos y su vestimenta en negro y verde, formarán siempre parte del relieve que siento por esta enigmática figura del cine. No por esto se ciegan mis convicciones y corro una cortina de humo sobre su sexualidad, o sobre el contenido del último libro publicado, lo único que quiero resaltar es, que son demasiadas citas, demasiada hambre, mucho morbo y no creo esencial semejante táctica para conocer a las figuras del cine. Si todo es cierto,  bien escrito está, pero no nos debemos dejar nublar la vista, puesto que el recuerdo en su lucha con una posible realidad, vencerá siempre y nos va a devolver el rostro mas maravilloso de la creación, y mucho de esos personajes cargados de glamour y misterio que solo GRETA GARBO supo interpretar.

Más de 70 años ha perdurado el mito de la ambigua orientación sexual de la Garbo, (comenta su sobrina),por eso, había un interés desmedido sobre el contenido de las cartas, guardadas bajo llave durante tres décadas, esperando a la fecha fijada por la propia Mercedes de Acosta para poderlas abrir: diez años después de su muerte. Llegó el día señalado y se leyeron públicamente, todos quedaron profundamente decepcionados, incluido el colectivo homosexual de Filadelfia, que pretendía exhibirlas con motivo del Festival del Orgullo Gay 2000

 (Gray Horan )

El misterio de Greta Garbo sigue tan vivo como siempre. La mujer que escribió esas cartas, y que pertenecen a los fondos del museo Rosenbach de Filadelfia, es la misma Greta Garbo que se retiró a los 36 años y llevó una existencia casi fantasmal hasta los 84, cuando se despidió del mundo..Nada hay en ellas que haga sospechar una supuesta relación sexual con Mercedes de Acosta. En una de ellas, incluso, llega a decirle a su amiga: "Yo no soy el mismo tipo de persona que tú".La relación entre las dos es como la de cualquier otra amiga, tuvieron sus altos y bajos, pero en ningún caso puede calificarse de una historia amorosa. La mayoría de la correspondencia es para anticipar visitas o para felicitarse la una a la otra por sus cumpleaños. En una ocasión, le pide a su amiga que le reserve una habitación en París para ella y su compañero masculino.

 (Gray Horan )

Las dos mujeres fueron amigas íntimas durante más de 28 años, pero en sus cartas mantuvieron más bien un tono distante. La actriz, introvertida por naturaleza, no habla nunca de sus sentimientos y a lo más que se atreve es a confesar la soledad que acompañaba su condición de famosa, de los papeles que le ofrecían y que no le gustaban. Se conocieron en los años 30. La española, de origen aristocrático, llegó a Hollywood para escribir guiones y codearse con lo más importante de la Meca del cine. Aprovechó los aires libertinos de la época para granjearse cierta fama en el ambiente y presumir de ser capaz de arrebatar a una mujer de los brazos de cualquier hombre. Según ella, Greta, Tallulah Bankhead,Marlene e Isadora Duncan fueron algunas de sus supuestas conquistas. Mercedes de Acosta murió en 1968 y, meses antes, había donado algunas de sus pertenencias a la familia Rosenbach. Entre ellas, una colección de 55 cartas que ella poseía y que no podrían ser abiertas hasta diez años después de que muriera Greta Garbo.

Me confieso un devorador de todo lo relacionado con algunos de los habitantes que poblaron Hollywood, leo, tomo notas y saco mis propias conjeturas, algunas veces, no lo niego me gusta leer mas allá de las propias letras, lanzar mi mirada y traspasar el brillo de las mismas, pero ésta vez he dado con un muro y solo me compensa el recuerdo de ese perfil inigualable de Greta, tumbada en el suelo de su habitación en CRISTINA REINA DE SUECIA, dejando humedecer con sus labios las uvas, en uno de los mas hermosos contraluces jamás creado.

La escritora Karen Swenson dijo mucho antes de que se publicasen las supuestas cartas de Mercedes de Acosta, lo siguiente:

!Qué nadie espere material explicito; no iba con su carácter!.

En su libro "Greta Garbo, una vida parte", Karen Swenson dice que posiblemente la actriz mantuviera relaciones lesbicas en la época en que pisó Hollywood, debido al clima allí existente, pero la escritora no encontró prueba alguna y mucho menos las que atribuye Mercedes de Acosta, sino todo lo contrario, lo que si tuvo entre sus brazos fueron a muchos hombres. Obviamente el libro de Diana McLellan lo considera una basura.

La única amistad digna de fiar es la que mantuvo con Salka Viertel, guionista y ayudante de dirección de muchas de sus películas, sobre todo de la emblemática CRISTINA REINA DE SUECIA, donde Greta estuvo deslumbrante y la unión entre ambas mujeres duró hasta la muerte de Salka, en una residencia de Suiza, adonde se cuenta acudió en compañía de su chofer, solo días antes de que su amiga falleciese. Con respecto a esta visita, un periodista le preguntó al chofer lo siguiente:

-¿A quién fué a ver Mis Garbo?

- A lo que el chofer respondió:

-Solo recuerdo la fría mañana y a una anciana, con el pelo totalmente blanco, rodeada de rosas, a la que Greta hablaba de un modo especial, nunca la ví con tanta ternura, cariño, y amor, mucho amor, dirigirse a alguien. A la vuelta, cuando volvíamos al hotel, Greta no pronunció ni una palabra, pero su semblante era triste, muy triste. Ya no volvimos mas a aquel lugar, luego supe que la anciana falleció días después-

Que cada uno saque las conclusiones que desee.

           

 

 

Marlene Dietrich también se la menciona en las biografías de la actriz, unas con aciertos y otras con soberanas mentiras. He leído mucho sobre estas mujeres y el final a tanta investigación no se trasluce nada, solo está clara la ironía de Marlene al hablar de la Garbo, como por ejemplo cuando dió una particular descripción de lo más íntimo sobre ella a un grupo de buenos amigos que incluían al productor y escritor Sam Taylor, sentada en una mesa del Montecarlo’s Sporting Club, hablo así:

" Garbo era grandísima allí abajo, reveló deslealmente. Peor, porque llevaba siempre ropa interior sucia "

Marlene se negó a decir cómo sabía aquellos detalles: estaba obligada por un voto que dijo tomarse sumamente en serio. Pero fue más que gráfica para convencer a los presentes de que sabía lo que estaba diciendo. Si en realidad cotilleó de esa forma a sus amigos, sólo eso habría sido suficiente para comprender el odio que Garbo mantuvo hasta su muerte hacia Marlene. La sueca siguió estando avergonzada por el tamaño de su genitales mientras vivió (muchos años más tarde, cuando Cecil Beaton se quejaba de cómo, a medida que se iba haciendo viejo, sus genitales menguaban, ella replicó con tristeza:

 «Me gustaría poder decir lo mismo».

 Pero hubo más, y peor. La bohemia Marlene descubrió rápidamente que Greta era de hecho lo que la llamaría más tarde, en una de sus raras referencias a la estrella sueca: una «campesina». Dietrich, una vez que había superado el placer de seducirla y haber demostrado a sus amigos del teatro que su propia sexualidad estaba en forma, descubrió que la actriz era sorprendentemente estrecha de mente, ignorante y provinciana. Evidentemente, hizo que le llegara su opinión no sólo a Greta, sino a otras personas de su círculo, junto con sus más personales y penosas observaciones. Esto lógicamente puede creerse o nó, yo no lo dudo, debido a las bromas que sobre este tema gastaba Marlene constantemente, pero a raíz de ellas, muchos biógrafos y sobre todo Mercedes de Acosta, llenaron sus bolsillos, olvidando crudamente aquella mujer mayor, con el pelo blanco un tanto desaliñado, que arreglaba los jarrones de rosas blancas que rodeaban la figura de su amiga Salka, cuando la visitó en Suiza, al tiempo que vertía sobre su amiga la mas infinita de las ternuras. Prefiero quedarme con este otro rostro de GRETA GARBO.

Siempre que piso los jardines de Luxemburgo de la ciudad de la luz, mi mente se transforma, vuela, se hace mil partículas y me dejo llevar por aquellas manos finas, huesudas, ajadas por el paso del tiempo, pero de belleza sobrenatural y veo como las palomas vuelven a revolotear hacia la figura de aquella mujer que no deja de clavar sus ojos en mí. Siempre que he pensado en aquel mágico momento, miles de preguntas se han hecho materia en mi mente y al final una sola respuesta da cobijo a mis recuerdos, posiblemente su mirada carecía de sentido, pero ya nunca olvidaré ni su brillo, ni su ternura, ni tampoco la dulzura con que dejaba caer el alimento a las palomas...... Tal vez ahí nació la fuerza a mi motor, tal vez adivinó mi amor por el cine, tal vez adivinó mucho mas...

Siempre que voy a Paris mis pasos me llevan a esos jardines.

Y mi pensamiento en estos momentos es, agradecer desde el lugar a donde van a dormir loa sueños, donde la magia se hace realidad, para recordar y extrañar el vacío inmenso de su fotogenia y que esa luz que nos devuelve siempre viva a una de las personalidades mas inquietantes del cine, se mantenga encendida hasta el fin de los días. Greta Garbo pudo o no pudo tener otra vida, su rostro pudo ofrecer un contraluz cambiante de tonos, pero lo que ni el mundo, ni la historia y por supuesto nadie, podrá variar es su valioso trabajo y una belleza que roza la mas absoluta perfección.

Greta forma parte del Olimpo de los Dioses, al igual que muchos nombres de mi CINEPARAISO, y soy perro guardián con las consecuencias que pueda llevar, porque resguardar del frío, de la lluvia, del morbo y las criticas a figuras tan fundamentales, no es tarea ardua, sino labor noble a considerar y un fin a cumplir, aunque para ello tenga que obviar esos afilados puñales que intentan abrir el manjar de los Dioses.

Donde se busque magia, donde se quiera buscar sentido al cine, donde se ame la belleza, donde se quiera tocar la perfección y donde comprender el significado de que hay actores que están tejidos con hilo de oro, humo de sueños.......

 Entre éstos, siempre estará:

GRETA GARBO.